jueves, 1 de junio de 2017

Y LLEGÓ EL FOTÓGRAFO

En Sasiango Baratza, este fin de semana pasado, taller participativo libre de cestería con alegría.
Empezamos poliki poliki, como en família, el sábado por la tarde. En el suelo había una esfera extraña, Qué será eso, empezó Izaro a tejerla, y pronto se incorporaron más.
Así estuvimos unas horitas, a gustito tejiendo kaótico, elaborando poc a poc el tomate y el cuerpo del caracol, encontrándonos, conociéndonos, con el calor de la tarde y el sol.
Garbiñe nos regaló algunas fotos (la más bonita de todas estas es de ella), y otras que mostraré en otra ocasión...

                                         

          



El domingo empezó todo cambiando de lugar, el sol amenazaba con derritirnos a todas, cogimos esfera, caracol y cuerpo de caracol y nos refugiamos a la sombra del lugar, pues ni la carpa servía para refrescarnos. En esta ocasion fue Maite, mi Maite, la que nos regalaba fotos. Fuimos creciendo en número de gente, de manera casi exponencial, y en una de esas....




 

En una de esas llegó el fotógrafo. Multitud de fotos preciosas del ambiente, el trabajo, las risas, los bañitos en la piscina olímpica, el tomate, el caracol, el equipo... No digo más. Una imagen vale más que mil palabras. Y si son unas cuantas imágenes, ya ni te cuento. Ahí van. A disfrutarlas!

 

 

 

 

 

 


 





jueves, 25 de mayo de 2017

Alberto, 25 de maig. Avui parlo de tú.

De tot allò que ens has ensenyat.

De l'honor d'haver-te conegut, d'haver-te tingut com a monitor de petita,  com a cunyat de jove.

De tot allò que ens has ensenyat, amb la teva vida, amb la teva vida després de la vida, potser massa curta pels que estem aquí  a la terra i entenem poc d'allò que sabem a dins però que els nostres sentits no ens deixen recordar.

Dels teus poemes, dels teus pregons, però sobretot, sobretot,  dels teus actes. De l'anar fent pas a pas sense publicitat alguna, sense creure's ni més ni menys que ningú però fer tant per tanta gent...

De la teva coherencia.

M'agradaria poder parlar amb tú i debatir sobre allò que creiem, o que hem deixat de creure. Sobre allò que sabem, que no creiem. I veure com hem evolucionat, i com hem canviat. Com ens canvia la mirada, el pensament, la situació de vida, com ens canvia la vida després de la vida.

Però tú tot això ja ho saps. Jo encara no. Quan ens tornem a veure, el més segur, és que no ens calgui el debat. Ja ho sabrem tot.

Fins llavors viuré cada instant intensament, mentre les noves generacions es troben, i amb saviesa i art, simplement riuen, i viuen.

Per tú aquesta foto, filla i neboda.  jo sé que t'arriba.



martes, 16 de mayo de 2017

ALFARO, PARAÍSO DE CIGÜEÑAS



Este pequeño artículo es para agradecer. A veces los agradecimientos son más que pesados, osea que vamos a intentar hacerlo ameno, es que siento muy a dentro que quiero dar las gracias una y mil veces, a todas aquellas personas que han contribuido, sabiéndolo o no, al nacimiento de la cigüeña de Alfaro, y a abrir nuevas y prósperas puertas a Cestería con alegría.
Gracias, Carlos, por supuesto.
Mila esker, Amaia eta Julia, por transmitirme fuerza y tozudez, y decirme las verdades así, a la cara, y luchar por hacer estos cursos tan fantásticos y tan cerquita de casa...
Eskerrik asko Jon, por estar ahí, en todo momento, y creer en mi.  Por  gestionar la piscinita de los mimbres, acompañarme y complementarme, acercarme con paciencia a la necesaria burrocracia, y a tí Josune también por tu gran verdad, "si, la burocracia, yo también la odio, pero o esto o eres pobre." Qué razón tienes, Josune! Y a la tía por quedarse con Maite y a Maite por quedarse con la tía. Qué mayor estás! El otro día hizo su primera panera celta en un curso que hice, y íba enseñando y corrigiendo a la gente, ja ja ja, ya tiene el ojo educado de la de horas que me ve a mí tejiendo! Y aquí tenemos a nuestro Jon, con su infinita paciencia, que también estuvo en el taller poniendo plumas y más plumas y ayudando a l@s niñ@s en muchos momentos, siempre complementando.



Y hasta agradezco también esa infermera que me quería enyesar el tobillo y no lo hizo, y a mí misma por ser capaz de decirle a la medicina super oficial  "NOOOO! Ni hablar! En 7 días tengo un mercado que no me puedo perder!" y regalarme yo a mí misma al día siguiente la fisio-osteópata de Lazkao que me dijo más verdades y me encaminó en tres días mi propia curación.



Y a Haizea, por sus consejos, "vas a ir al mercado, ya verás, tú ponte arcilla!" e Izaro eta Garbiñe, que no sabeis qué bien me ha venido vuestra cremita de consuelda y María.
Y ese Francis, con todas las sincronicidades, encontrándose nidos por la calle,  que va y me pone en contacto con María, graciaaaaaas a los dos! Nos hemos sentido super acogidos Jon y yo en ese lugar de paz tan maravilloso donde te deben hacer unos masajes terapéuticos oooooooh quien viviera en Alfaro como la cigüeña!


Y a tod@s es@s niñas y niños que estuvieron presentes en el taller de Alfaro, tejiendo  kaos sin parar, y engordando a la cigüeña, tomando forma, usando mimbre, aprendiendo y enseñando a la vez.....




I vosaltres també, Núria i Rosa, sempre ajudant en la distància, que properes us he sentit, ja n'hi haurà d'altres, i ja podreu venir.  Y al alfarero de alfaro, gracias al cual la cigüeña puso su primer huevo.



Y a toda esta gente que está ayudando a mover las fotos por internet, facebook, etc, con sus "me gusta", comentarios, etc etc, i por supuesto, también, a la cigüeña, para TODOS VOSOTROS......... un BESO  y un ABRAZO.






lunes, 8 de mayo de 2017

MIRANDO NUESTRO MUNDO

La vida nos da mensajes, pero aún no sabemos interpretarlos. Habrá que agudizar el sexto sentido que tenemos tras nuestros habituales y limitados sentidos.
En poco tiempo, un pequeño lumbago, un pequeño accidente con resultado ileso y un pequeño esguince, a las puertas de Alfaro.
Un cambio. No sé donde ni como ni cuando, pero ahí hay un cambio. Un cambio profundo está sucediendo en mi interior, Habrá que aprender a leer al cuerpo y a las experiencias.
Así vamos tejiendo la vida, con mimbre y paciencia.
Cesteando la vida.
Y mientras, vamos reeducando la vista y la mano, mirando la vida.
Mirando nuestro mundo, con el otro ojo que hay entre los dos ojos, muy a dentro nuestro. Con una mirada distinta, aprendiendo poco a poco a entender la realidad. A entender la vida desde nuestros amigos animales, con sus formas, sus volúmenes, su belleza y su perfección. A entender algo que como ser humana hemos perdido, desconectado, y los animales del mundo nos puede recordar. Igual hasta a darse cuenta que no hay nada que entender. Que todo está bien. Que la vida no somos solo nosotras. Que la vida es Todo.
Disfrutad, mirando nuestro mundo. Vendrán más.






sábado, 6 de mayo de 2017

MIL FRUTAS Y FLORES

Bueno, después de pelearme con lo digital un tiempo,  aquí estoy de nuevo, dispuesta a cambiarle un poco el look a este blog, que como siempre, se queda muy atrás, pues mi trabajo de cestería cambia y evoluciona, y una servidora no encuentra el tiempo ni las habilidades para entrar en el blog, y como ahora tengo facebook, que poco me entero, pues debo adaptarme poco a poco a este mundo cotidiano  tan extraño para mi que es el de lo virtual.....
En este tiempo mucho ha ocurrido. Un maravilloso curso en Ozaeta, con cester@s de est@s con los que aprendes, un cambio en mi trabajo, en mi manera de tejer, en los materiales usados; un reencuentro con el cultivo en Sasiain, con 140 esquejes alargando ya sus mimbres nacidos. Que me hablan cada miércoles y prometen seguir esquejando el invierno que viene, para poder disponer de mi material sin productos químicos, cultivados en amor y calma.
En este tiempo han aparecido con fuerza los cestos, y ahí ando, practicando y practicando y experimentando también. Han aparecido también las esculturas, pero de eso hablaremos en otra ocasión...

A disfrutar de los cestos, y de las fotos, hechas con mucho cariño en Sasiain, en los límites de Abaltzisketa...





Rápido! a llenar las cestas de mil frutas o flores! 


jueves, 15 de septiembre de 2016

El otoño de la nuez

La vuelta al cole, la vuelta a la no-rutina por mi parte, está siendo potente. Después del descanso veraniego obligado en el que no he dejado de exponer, intentar vender y tambien un poco cestear alegremente, volvemos a la no-rutina, al no sé yo qué saldrá este curso, al a ver si voy a un taller de cestería que me han dicho y me cogen y como mínimo tengo un mini sueldo, al vamos a llamar a ayuntamientos a ver qué mercados hay este mes, al a ver si alguien le gustaría que les diese un curso de cestería, tengo que escribir la info, también quiero hacer un tríptico de esto y aquello, al uy que tengo que hacer la comida y Maite va a salir del cole en breve, y aún no he podido terminar la tapa del cesto de nueces.... Cesto de nueces como éste por ejemplo...


jy que no sé por qué me queda una jota por ahi que no puedo borrar, ja ja ja, pues ahí se queda, ya se que esto no es muy serio pero no soy yo muy hábil con las tecnologías incomprensibles estas... A lo que íbamos, también como éste...

  y tampoco no es ésta la mejor foto que tengo, pero os podeis hacer una idea...




















y otros tantos cestos de nueces regalados, o vendidos, o usados, y otros que están por llegar... A ver si pronto me pongo otra vez y os enseño los jarrones, tan bonitos que son y tan bien que quedan... Hasta entonces, buen otoño y que comais muchas nueces, o avellanas, o almendras, o también patatas, todo cabe en estos cestos!

miércoles, 25 de mayo de 2016

Dos meses cesteando... aprendiendo... creando...

Han pasado casi dos meses desde que publiqué el último post. Pasan los días volando, vienen amistades, familiares, el móvil se fastidia, el internet también, me surge el mercado de mi vida, casi lloro de emoción, me entra la alegría dispersa en mil actividades y vuelvo a centrarme.
Me pongo a tejer, hay que terminar los encargos, los benditos encargos, los sagrados encargos, que llenan el tiempo entre mimbre y mimbre y  consiguen que de toda la creación guardada en mi vientre femenino y la inspiración guardada en el alma desde quien sabe cuántos siglos...  se pongan en acción...
Y me pase, como le contaba a una amiga, como cuando vas a la pelu y le dices córtame las puntas, y sales con el pelo escalado y teñido de colores, pues me pasa a mi lo mismo, y pienso voy a hacer esto, y me sale esto, aquello y lo otro, más bien aquello y lo otro, que se parece a esto, pero no es bien bien igual. Bueno, no pasa nada, si no lo quiere le haré otro más parecido a aquello que me pidió, es que me lo pedía algo muy a dentro de mí, no lo hagas igual, que puedes hacerlo distinto!
Suerte que me pasa solo a veces, que otras me controlo y digo va, paso a paso, tal como hice éste haré aquel...
Pues en medio de todo este montón de tiempo, un curso de esos fantásticos de l'associació catalana de cistellers i cistelleres que están ahí dando caña y parece que en Catalunya está como resurgiendo la afición a la cestería, pues ahí vamos a aprender, y vamos si aprendí! Aprendí de lo poco que sé, de lo mucho que me queda por aprender, de la importancia de la constancia, de los errores y de los aciertos. Y de paso aprendí lo que había venido a aprender, un cesto de nueces del que por cierto, no sé por qué perdí la foto, pero me queda una en que está el cesto de espaldas, acompañado de otro más txikito, y luego vino otro más, otro más, otro más, y aún otro más. Y más que voy a hacer!
Vamos, de todo ello y más he preparado una selección de fotos, vamos a tomárnoslo con calma y un poquito de humor.... que hay mucho, que igual ocupará más posts.

Al principio, antes de ir a Barcelona a hacer el cesto de nueces, me dio por tejer en papel, y mejorar todo lo que pudiese. Cogí un páginas amarillas, y con paciencia empezé a tejer, teñir, pintar, barnizar. Primero hice un macetero...



 que Maite me editó, y me costumizó

y le puse palos para moños, con abalorios hechos de papel




como éste

éste

o éste...

 y luego, después de muchas horas y mucha paciencia ....
tejí este cuenco


Que me recuerda a los cuencos de paja.... 

y acto seguido, vino también éste

También con su montón de horas, y montón de paciencia...

Y por hoy creo que suficiente, os dejo con el papel, y otro día os enseño más... y os explico aún más.